google.com, pub-2814986738885653, DIRECT, f08c47fec0942fa0 Carisma 3: Guía definitiva de la vida (Confianza imparable)
  • Jero Krohnengold

Carisma 2.1: Guía definitiva de la vida (Confianza imparable)


(ADVERTENCIA: Este episodio tiene el potencial de explotar tu mente)


Me acerqué a ella de frente y sin titubear, sutil pero con determinación hice una seña con la mano para que ella frenara. En ese momento mi mundo se paró, me di cuenta de que el miedo cubría mi cuerpo entero pero ya era demasiado tarde, ya estaba del otro lado y no podía arrepentirme, solo quedaba dar el siguiente paso.

Si llegaste a este libro estoy seguro que es porque en algún momento de tu vida te diste cuenta de que hay en el mundo gente con mucho más carisma, poder y encanto que tú. Cuando tenía 15 años me pasó algo similar, recuerdo estar viendo la película de “American Pie: The book of love” (El libro del amor) y pensar -¿Habrá tal cosa? Y si es así ¿Habrá algún libro secreto que tenga las claves de la vida?- y a partir de eso y durante muchos años me enfoqué en encontrar aquel místico libro que me iluminara con las claves del cosmos.

El tiempo pasó y me fui dando cuenta de que la mayoría de libros que prometen la clave o el secreto para conquistar el universo estaban llenos de basura, al mismo tiempo encontré muchos libros menos conocidos que realmente me revelaron mucho y después de mucho tiempo invertido empecé a darme cuenta de que no era uno si no muchos los secretos que hay que conocer para realmente conocer y conquistar la vida.

Poco a poco fui juntando lo mejor de lo mejor de lo mejor de centenas de libros, experiencias y mentores para poder escribir las palabras que ahora están frente a ti.

En este episodio te voy a compartir todo lo que necesitas saber para tener una confianza imparable, un aura de seguridad y poder que haga que la gente que camina frente a ti sienta tu energía sin que sueltes una sola palabra, para que tus ojos proyecten ese fuego interno que tiene un mesías, para que realmente te vuelvas el puto amo. En este episodio nos vamos a centrar en que desarrolles la confianza y seguridad para hacer lo que sea, en que controles tus emociones y a través del dominio emocional también puedas dominar las emociones de tu audiencia, en tu frecuencia, esa vibra que rodea tu ser, y vamos a finalizar con el desarrollo de una voz hipnótica y el final de tu desarrollo interno.

Este es el último episodio de desarrollo interno, a partir de este vamos a centrarnos en el dominio del mundo que te rodea pero no comas ansias, todavía falta que termines de dominar tu interior.

¿Listo?

Confianza imparable

"-No deberías verme- -Entonces no deberías verte así-"

-James Bond

Todo aquel mortal que ha visto al menos una de las 25 películas (contando la que aún no sale) de James Bond ha pensado dos cosas: Su confianza es irreal y ojala pudiera ser así. Y es cierto, esa confianza que proyecta 007 para acercarse a Mónica Bellucci y con dos palabras seducirla parece irreal pero adquirirla y tener tales resultados (no solo con el sexo opuesto sino también en los negocios, la calle, la vida profesional, familiar, prácticamente todo) es posible.

“Actúa como si tuvieras todas las respuestas” -Bill Burr

De primera instancia la confianza es algo que se gana con los años, la práctica y la experiencia, en un nivel inferior la confianza es algo que se tiene que ganar con mucho esfuerzo, dedicación o habiendo tenido la suerte de haber sido criado (retomando el ejemplo del Pastor Aleman y el xoloitzcuintle del capítulo anterior) desde niño para actuar con confianza.

Pero, siempre hay un pero ¿La confianza se puede ganar de otra forma? Y la respuesta es un gran y rotundo SI, de echo la confianza se construye y este episodio va a actuar como un catalizador para que tengas más confianza en ti mismo que Superman. Para esto vamos a saltar hacia adelante al capítulo de las emociones para comprender la confianza a un nivel más profundo y de ahí regresaremos aquí.

La escalera emocional

La primera vez que lo viví fue en un momento de crisis mayor, estaba haciendo voluntariado como ayudante de un retiro de Yage en el que los organizadores solamente daban la medicina y dejaban a los participantes en un cuarto con música para que estos se organizaran, lo que estaría bien si la gente que estaba ahí tuviera mucha experiencia pero la mayoría eran primerizos.

Para quién nunca ha oído hablar del Yage, resumiéndolo, es un brebaje amazónico considerado mágico que psicológicamente tiene el poder de romper las barreras del subconsciente para desintegrar temporalmente el ego y curar cualquier trauma a la vez que desintoxica el cuerpo, se usa para tratar con gente que tiene traumas muy fuertes (maltrato infantil, violación, ansiedad, entre otras cosas) y para desintoxicar el cuerpo de casi cualquier sustancia (en un fin de semana de Yage el cuerpo puede soltar la adicción a sustancias como cocaína, heroína, metanfetaminas, entre otras), de primera instancia esto suena (y es) fantástico solo que viene acompañado de una parte un poco dolorosa, para ser más certero la sesión incluye vómito y diarrea, malestar emocional y una serie de alucinaciones muy fuertes que pueden aterrar al más poderosos de los heroes griegos.

El caso es que las personas que me habían invitado a participar (a mi parecer) estaban llevando muy mal la situación y un chico estaba al borde de una crisis existencial, lloraba, gritaba y parecía que estaba por empezar a convulsionarse.

-¡Mírame a los ojos! ¿Qué sientes?- Le dije con una voz autoritaria -No quiero, llevo años huyendo de esto- -¿Qué sientes?- Repetí tomándolo de la mano mientras aullaba asustado. -No quiero, son ya 15 años tomando ansiolíticos y 2 que ha sido tan fuerte que solo las anfetaminas me han ayudado ¡No quiero!- -¡Ponle un nombre!- -Ansiedad- Gritó -¿Cómo se siente la ansiedad?- -¡No, no porfavor!- -Deja de huir, mírame a los ojos, tu cuerpo te lo esta pidiendo, tu mente te lo esta implorando, ya no puedes huir más, siéntelo, deja que tu cuerpo lo manifieste, siente la tristeza, el malestar, el dolor, mírame a los ojos, todo va a estar bien al final de la noche- Dije mientras tomaba mi guitarra para tocar una canción empoderadora. -¡Ríndete YA!- Grité

Lo que siguió fue un aullido acompañado de gritos de dolor, el empezó a patalear y durante 10 minutos la escena que siguió fue parecida a la de cualquier exorcismo de película americana, convulsiones, gritos guturales acompañado de pataleo y mucho llanto.

Finalmente el chico se paró de un salto, me recogió del sitio donde estaba sentado y me dio un abrazo.

-15 años había intentado escapar de este dolor, desde los 12 años tomo ansiolíticos, he vivido con miedo pero por primera vez en la vida siento confianza, siento que solté la raíz de todo mi dolor.

La confianza es un estado mental, una frecuencia en la que vibramos, mientras vamos creciendo pasamos por una serie de experiencias que nos crean emociones negativas, estas emociones se van acumulando cuándo las reprimimos y van haciendo una barrera emocional por encima de la confianza.

Finalmente lo que alguna vez fue un niño que vivía maravillado con el mundo, se vuelve un adulto que se esconde en su apatía, la televisión, el entretenimiento, la bebida y las drogas para no tocar el dolor, la tristeza y en enojo entre otras muchas emociones reprimidas a lo largo de su vida.

Y a todo esto se le suma que nuestro ego e identidad para defenderse nos impida si quiera darnos cuenta. El Yage funciona porque primero desintegra la estructura del ego, luego saca a flote las emociones reprimidas permitiendo que se manifiesten, desintoxica el cuerpo de las sustancias que lo intoxican y finalmente lleva al participante hacia un espacio de limpieza emocional, psicológica y física. En mi trayecto a entender al humano en un plano profundo y real tuve la oportunidad de viajar y conocer a chamanes de todo el mundo, que entienden cosas que te volarían la mente, con el fin de entender que es lo que pasa en sus ceremonias mágico-espirituales y poder traerte ese conocimiento y proceso sin la necesidad de que consumas alguna pócima mágica y te retuerzas durante toda la noche escuchando cánticos al lado del fuego.

Volviendo a la confianza, esta se encuentra a la mitad de una escalera emocional. Te estoy a punto de explicar cómo puedes elevarte a ese peldaño para vivir y enfrentarte a la vida con una confianza imparable pero cómo siempre, antes de llegar ahí tenemos que ver que hay en los escalones de abajo.

Como platicábamos en los episodios anteriores, cuando venimos al mundo somos una esfera de 360° de energía que poco a poco se va reprimiendo por miedo a perder el amor de nuestros padres y para tener la validación de la autoridad de nuestro mundo infantil.

Cuando somos chicos nos dicen cosas cómo no llores, no grites, no te enojes, no actúes así y asa, y nosotros seguimos reprimiendo una serie de emociones que se van quedando atoradas en nuestro subconsciente. Como dice el fantástico compendio “meeting the shadow: the hidden power of the dark side of human nature” (Conociendo a la sombra: el poder oculto en el lado oscuro de la naturaleza humana): Es como si tomaras todos estos aspectos de tu persona y los guardaras en una mochila y mientras tu maduras, esos aspectos tuyos se quedan reprimidos en un estado primitivo. Ahora, esos aspectos son muy importantes porque si no los dominas no solo no maduran si no que te impiden madurar en muchos otros aspectos y el resultado que tienes es una generación de personas que por no tocar el dolor reprimido vive escondida detrás de programas basura y entretenimiento que cubre la apatía en la que vivimos día con día.

Ahora, dice el Dr. David Hawkins, psiquiatra con al menos una docena de libros publicados, en una de sus últimas obras “Letting Go: The pathway of surrender” (Dejar ir: el camino de la rendición), que alrededor del 70% de los seres humanos mayores viven en un estado de apatía constante y eso es porque el sistema actual nos manda ahí y luego nos vende mil pastillas mágicas, programas de televisión y necesidades estúpidas para sentirnos bien (Con lo que vas a aprender aquí te vas a sentir con más confianza que si manejaras un Ferrari), de echo nos enseña que para sentirnos bien necesitamos una gran casa, un gran título, un gran coche, una gran novia, una gran familia pero nada de eso es cierto, la confianza es un estado que se alcanza y de echo alcanzarlo sin nada externo hace que a la larga puedas conseguir mucho más fácil todo lo que deseas.

Ya casi empezamos a desarrollar tu confianza ilimitada pero antes quiero profundizar un poco más y contarte un par de historias.

Era Invierno y para no pasar frío el Capitán, un gran amigo, compró una botella de mezcal. El capitán o el comodoro, cómo más tarde lo nombre, era un genio húngaro de 2 metros de altura, cabello ondulado y rubio hasta los hombros, piloto aviador, aventurero y pintor hiperrealista con el que tuve la oportunidad de reunirme en varias ocasiones.

-¡Bloody hell! ¿Qué buscas con tantos viajes Jero?- me preguntó en ingles con su acento británico. -Busco la clave del dominio total, aun no estoy seguro de qué es o cómo se ve pero quiero entender ese secreto que hay que descubrir para conquistar la vida- El capitán empezó a reír antes de exclamar con una sonrisa de satisfacción –Bueno… parece que lo que estás buscando es algo que descubrí hace ya algún tiempo- -¿A qué te refieres?- -Tu sabes… a ese secreto para digamos… controlar la realidad- -¿Lo compartirías? Porque sabes… eso sería bastante conveniente para mi trabajo jajajaja- -la pregunta es ¿Estás listo? Porque vas a necesitar un cuaderno, poner atención y estar dispuesto a destruir tu noción de todo lo que crees que es real-

El capitán me contó su historia, cómo había salido de la familia más pobre del pueblo más pobre de Hungría y se había convertido en un Indiana Jones contemporáneo que ha viajado por todo el mundo aprendiendo de toda clase de personajes casi irreales y cómo poco a poco fue descubriendo las claves para dominar la realidad y cómo desarrollo y acomodó esto en 13 episodios (cómo el los llama) que cualquiera puede seguir pero que el había guardado con gran recelo. Al día siguiente de que tuvimos esa platica fui corriendo a comprar un cuaderno y aproveche cada hora posible hablando con él para aprender lo que él había guardado hasta aquel momento como un tesoro.


Mucho de lo que está en este libro está inspirado en el Capitán y aunque también quedara mucho por compartir en esta ocasión, lo que estas aprendiendo y aprenderás es material invaluable, así que no te preocupes, aquí hallarás mucho y en algún futuro no tan lejano pienso publicar mucho más pero todo a su tiempo, ahora retomemos el tema.

Mucha de la gente que ha acudido a mi llega diciéndome –Jero, dame confianza- y repitiendo lo que me dijo Ross Jeffries cuándo aprendía de él hace algunos años, les digo que me den $100,000 euros y a cambio de un frasco con una sustancia que van a tomarse y ¡voilà! Vas a tener confianza. Obviamente esto está más que lejos de la realidad pero eso no quiere decir que casi mágicamente no puedas entrar en un estado intermitente de confianza de forma rápida pero antes de entrar tienes que soltar todos los obstáculos que te impiden alcanzarla.

La confianza es un estado dónde la sensación que predomina puede resumirse en “Sé que pase lo que pase puedo lograrlo” y viene acompañado acciones que lo proyectan. Estas por aprender como soltar esos obstáculos para desarrollar confianza interna, vibrar en esa frecuencia y finalmente proyectarla en tu comunicación con convicción.

Así que empecemos por el principio, soltar.


Soltar

Nada esta inmóvil, todo se mueve, todo vibra -El kybalion

Todo vibra, desde la más minúscula partícula sub-atómica dentro de una piedra que parece inmóvil hasta la galaxia completa, todo está vibrando siempre, lo que cambia es la frecuencia en la que lo hace. De la misma forma todo tu cuerpo vibra a determinada frecuencia y las emociones tienen mucho que ver con la frecuencia en la que vibras, no es coincidencia que usemos términos como buena vibra y mala vibra cuando vemos a una persona que destella buena o mala energía.

Lo que sucede es que una persona que tiende a estar en un estado emocional negativo también tiene la tendencia de vibrar en una frecuencia baja mientras que una persona que es mucho más positiva también tiende a vibrar en una frecuencia alta. Dando un ejemplo simple, piensa en sonido de alguien rasgando con sus uñas una pizarra, posiblemente el puro echo de pensar en la frecuencia de ese sonido te ponga en un estado que se siente incómodo. Ahora piensa en el sonido harmonioso de un acorde en la guitarra o un te amo, de la misma manera esta manifestación vibratoria sonora tiene el poder de ponerte en un estado positivo.

De la misma forma que las vibraciones sonoras te afectas, las frecuencias de otras personas también lo hacen. Seguramente puedes recordar a una persona cuya vibra es tan alta que solo con su presencia te pone de buen humor, ya sabes esa persona con un aura mágica que solo con estar parada pone a la gente en un estado de felicidad y seguramente puedes pensar en una persona opuesta que te pone de malas con su pura presencia. Ahora esto es real, cuánto más alta sea tu frecuencia más alto vas a vibrar y tu sola frecuencia puede tener un aire mágico.

El primer paso para para poder entrar en la dimensión de la confianza y vibrar en su frecuencia es entender la escalera de las emociones y para esto vamos a empezar por la emoción más baja, la apatía.

Cómo te comentaba hace algunos párrafos, el estado que predomina en el planeta es la apatía y esto es así porque el sistema completo está vibrando a una frecuencia muy baja y al mismo tiempo el escape principal que tenemos de esta frecuencia es constantemente reprimido. Cuándo de pequeño te dicen –No te sientas mal, no llores, no grites- están obligándote a reprimir emociones que se quedan guardadas en su subconsciente.

Cuándo creces estas emociones reprimidas funcionan como una barrera ya que para poder vibrar en una frecuencia mayor necesitas estar emocionalmente limpio y para esto es necesario hacer lo contrario y en vez de reprimir esas emociones tienes que soltarlas. Para esto tienes que primero aceptarlas o dejarlas entrar, sentirlas o dejarlas manifestarse sufriéndolas por un periodo breve y finalmente soltarlas o dejarlas ir.

En un momento te voy a detallar esto pero primero te voy a compartir el orden emocional:

En el punto más bajo tenemos la depresión que es una forma de apatía muy profunda, la apatía es la emoción sin emoción, es un punto en el que lo que esta reprimido es tanto que simplemente tu mente te dice –Ya, en vez de sentirte mal mejor no sientas- y te pone en un estado donde prácticamente vivir no tiene sentido, se siente mal, no hay felicidad, ganas ni motivación. A gran escala la apatía te protege del dolor pero te hace sentir desesperanzado, nada tiene sentido, nada vale la pena. De la mano de la apatía vienen la vergüenza y la culpa y estas se manifiestan como culpa y humillación, todo es miserable, todo es malo.

Para soltar (el proceso de soltar lo tocaremos más adelante) la apatía hay que tocar el dolor que hay en la pena y el miedo, este dolor se manifiesta como arrepentimiento, ansiedad, resistencia y temor y nos da una visión donde la vida es atemorizante y trágica.

Una vez que se suelta el miedo y la pena después de mucho dolor y llanto aparece el deseo, el querer, quiero tener algo, me siento vacío y la emoción que más siento es el anhelo, la necesidad y la decepción de no complacer el deseo. Aunque más adelante también hablaremos de que el deseo es necesario para la realización aquí hablamos de un estado de deseo y anhelo que nunca se alcanzan, siempre necesito algo para sentirme bien, nunca estoy completo, necesito el coche, los zapatos, la casa, el trabajo, la pareja.

Una vez que se trasciende el deseo llega el enojo que se manifiesta a través del odio, de querer ver el mundo arder y esto viene acompañado del orgullo. “yo soy diferente” “yo lo hago bien y todos mal” “todo está mal”, en estos estados se antagoniza y desprecia al resto del mundo, se critica mucho todo y además se demanda que todos hagan lo que uno quiere. El enojo y el orgullo son los primeros estados emocional que nos dan energía, los anteriores solo la drenan más estos son como una línea de cocaína emocional que elevan la energía muchísimo, el problema es que de la misma forma también son muy desgastantes y cuándo la emoción se disipa te deja muy cansado.

Una vez que se trascienden la vergüenza, culpa, apatía, pena, miedo, deseo, enojo y orgullo, finalmente llegamos al coraje, la primera emoción que da más energía de la que drena, cuándo vives con coraje realmente sientes que tienes lo necesario para conseguir tus deseos y actúas en consecuencia a esto, hay mucho más atrevimiento aunque, como nos dice el Dr. Hawkins, es hasta la neutralidad (el estado que le sigue) que podemos sentir confianza, es cuando vemos la vida de manera satisfactoria, cuándo sientes que ya estas completo es que puedes sentir confianza y por encima de la confianza están el entusiasmo, la aceptación, razón, amor, alegría, paz e iluminación.

Ahora estos son niveles de consciencia en los que se vive, a menos que alcances la iluminación siempre vas a estar moviéndote de uno a otro, lo que va a cambiar es que el estado en el que más estés se va a volver tu estado Default. Ahora te estoy por compartir un set de ejercicios para poder soltar emociones reprimidas, subir la escalera y permanecer en la confianza.


Subiendo la escalera

Antes de alcanzar la confianza tienes que soltar todo lo que se interpone entre esta y tú y vamos a ver dos formas de hacer esto.

La primera es que te pongas cómodo y contactes primero con las emociones más bajas. Literalmente acuéstate y piensa en tu vida y piensa en todas las veces que sentiste vergüenza, es importante que te esfuerces porque tu cuerpo y mente han resistido estas emociones durante un largo tiempo y tienen mucha resistencia por lo cual es importante que si te llega a la mente un momento en específico te centres en cómo te sentiste y en el presente te des cuenta de cómo se siente en tu cuerpo. Al principio va a ser difícil pero cuánto más lo hagas más vas a dominarlo, tienes que volverte un poco adicto a ese dolor ya que en el futuro cuándo aparezca una emoción así vas a programarte para aceptarla, sentirla y soltarla casi inmediatamente.

Entonces, te sientas o acuestas, meditas y recuerdas… recuerda el momento y acepta la emoción, deja que se manifiesta, normalmente lo hará como dolor, llanto, ganas de patalear, algunas personas con las que he trabajo inclusive se acuestan y tiemblan, todo su cuerpo vibra y zumba como una abeja. Tu acepta lo que tu cuerpo te pida por más raro que se sienta, llora, patalea, tambaléate, grita, golpea y suelta. Enfócate en la emoción y en cómo se siente más que en el recuerdo en sí.

Algo que ayuda es hacer una respiración pránica dónde inhalas por 3 segundos, luego retienes por 6 segundos el aire pensando en el momento e invocando la emoción negativa, luego exhalas por 6 segundos haciendo un sonido de “SHHHHH” mientras visualizas la energía emocional salir para finalmente esperar 3 segundos en vacío total antes de repetir. Puedes hacer esto unas 12 veces para sentir un alivio que se note.

Ahora, soltar es un proceso, no puedes soltar toda la carga emocional en 10 minutos pero poco a poco vas poder ir haciéndolo, la idea es que este proceso lo repitas varias veces con cada emoción de las que hablamos hace un momento y siempre pensando en una situación diferente en la que te hayas sentido así. Siempre habrá alguna situación que no recuerdes o que este bien oculta en tu interior más cuanto más lo hagas más profundo vas a llegar.

El puro echo de hacer esto va a hacer que te sientas mejor y con más confianza y aun así esto más que un proceso para ganar confianza velo como un proceso para desintoxicarte.

El siguiente ejercicio que puedes hacer es lo que llamo “A la nada y de regreso” o “La trascendencia de la vida y la muerte” es un ejercicio que desarrollé con junto con la ayuda de un chamán mexicano que fue discípulo directo de Maria Sabina (la chamana mexicana de Oaxaca que le dio hongos leyendas como Aldous Huxley, Walt Disney, Alejandro Jodorwsky, John Lennon, Bob Dylan, Mick Jagger, Jim Morrison y Carlos Castañeda entre otros). Puedes leerlo e irlo meditando mientras lo lees o leerlo y luego repasarlo mentalmente, el fin de este ejercicio es que puedas contemplar el universo desde un marco mucho mayor. Una vez más, acomódate y deja a tu mente ir.

Ahora, respira profundo y piensa en el momento en el que estás, piensa que es lo que deseas ¿Qué esperas del futuro? ¿Qué quieres en este momento? Toma un poco de tiempo para pensar, respira profundo y espira dejándolo ir.

Ahora piensa en todas las cosas que te preocupan en este momento, piensa en todas las cosas que han acontecido recientemente, en todas tus preocupaciones como deudas por pagar, cosas por comprar y conseguir, cosas agendadas por hacer y por un momento respira profundo y espira dejándolas ir, en este momento deja que la importancia que estas cosas tienen sea nula.

Ahora piensa en las relaciones que tienes en este momento y poco a poco ve soltándolas, como si le mundo hubiera explotado y todos hubieran muerto, acéptalo y suéltalo, deja a todos tus amigos atrás. Inspira onda y espira dejándolo ir.

Ahora empieza a echar un vistazo a tu pasado, piensa lo que has vivido y aprendido en el último año, tanto lo bueno como lo malo, los momentos duros y los momentos de disfrute. Tomate tu tiempo para pensar en ellos, inspira y espira dejándolos ir con todas las emociones que trajeron.

Ahora repite la última parte pensando primero en los últimos 2, luego 5, luego 10, luego 20, luego los años que tengas. Piensa en todo lo aprendido, en todo lo que sabes y das por hecho que es verdad, inspira hondo, espira y suéltalo.

Ahora intenta recordar cómo era la vida cuándo eras un niño, piensa en cómo veías el mundo al mundo, piensa que estás en ese momento y lo importante para ti es lo que era importante en ese momento. Inspira y una vez más déjalo ir.

Ahora piensa en tu nombre, tu género, un ser humano, lo que eres, piensa en tus padres, tu historia, piensa en quién eres, en cómo ves el mundo, en lo que crees (si eres una persona religiosa), inspira onda, reten y suspira fuerte dejándolo ir.

Ahora… estas casi en un estado de vacío pero aún falta un poco, piensa en los sentidos que tienes y uno a uno velos soltando, empieza por el olfato, inspira y espira pensando cómo se sería no oler y haz lo mismo con el gusto, la escucha y el habla.

Ahora solo te quedan la vista y el tacto y por un momento piensa que tu mente esta en blanco y que vives solo con la vista, date cuenta como solo tus sentidos de sobrevivencia existen, no hay un idioma en tu mente, tu voz ya no existe, ya la soltaste también, solo observas y decides si corres, peleas, duermes, comes o te reproduces y ahora inclusive piensa cómo sería soltar la vista y solo sentir a través del tacto, toda tu percepción cognitiva del mundo se reduce a lo que sientes físicamente y finalmente suelta eso. No hay nada, solo oscuridad, paz total y tu cuerpo flotando en la esa nada. Acéptala y por último suelta el miedo a la muerte, es más suelta la vida, que la existencia deje de existir y solo existas como materia orgánica, no hay vida ni muerte.

Respira y mira dentro de ti, date cuenta de que estas hecho de piel y debajo de esa piel hay músculos, debajo de esos músculos hay huesos, órganos y tu cerebro. Dentro de estos hay celular que conforman todo tu cuerpo. Ahora entra aún más profundo dentro de ti mismo y observa como las celular que te conforman están hechas de átomos, estos están hechos de electrones, protones y neutrones y aun estos están hechos de materia que se separa en cargas positivas, negativas y neutras, respira hondo, date cuenta de que eres esa energía manifestándose y espira soltando y dejándola ir.

Gracias a la gravedad las partículas pueden permanecer unidas y la materia toma forma pero por un momento suelta inclusive esa gravedad, esa fuerza que mantiene todo unido y siente como toda la materia se deshace, se disuelve y todas las gotas que estaban esparcidas se unen y se convierten en un mar infinito y en paz, el todo se vuelve la nada.

Desde ese punto en el que estás en la nada, date cuenta que nada existe y todo esta hecho de esa nada, percibiendo desde la nada puedes darte cuenta que en esencia eres la energía que forma todo lo que existe en el universo, tu solo eres tu porque te manifiestas como un ser vivo pero en esencia eres esa energía y esa luz que forma parte de todo lo que existe, en esencia eres todo y todos.

Ahora siente ese estado de paz total donde parece que nada vibra, que todo está en reposo, eres ese infinito, solo eres energía, luz, el todo y la nada.

Ahora respira profundo y al espirar piensa que ese mar en calma que eres empieza a vibrar y de él empiezan a emanar gotas de diferentes tamaños, estas tienen cargas neutras, positivas y negativas, son los principios de la creación, masculino y femenino y una vez que estas están en el aire la gravedad vuelve y las une y tu manifestándote en 3 cargas distintas empiezas a jugar siendo tú las 3 cargas a la vez) y al juntarte con las otras cargas formas un átomo y simultáneamente se empiezan a forma millones de átomos que se convierten en elementos que se unen y convierten en moléculas que se unen y convierten en células que se unen y convierten en tu corazón, tus órganos, huesos, tus músculos, tus ligamentos, tu cerebro. Inhala y exhala.

Ahora regresa el tacto, la vista, el gusto, el oído, el olfato y puedes sentir y ver otra vez como antes pero ahora dándote cuenta que eres mucho más que un humano, que un hombre o una mujer, que (el nombre que sea que tienes), eres una manifestación del universo entero.

(Te recomiendo ver la secuencia de los espejos sagrados de Alex Grey para verte en diferentes niveles)


Este es un ejercicio muy fuerte y cuánto más lo repitas y más tiempo permanezcas soltando cada estado al final más fácil te será sentir que eres ese todo o esa nada que existía desde antes del big bang, eres infinito e ilimitado.

El fin de este ejercicio es que te permitas experimentarte más allá de tu identidad o ego y te des cuenta lo grande que es tu existencia, de lo grande que eres tú y al mismo tiempo puedas darte cuenta que por el puro hecho de ser no hay nadie más en el mundo que valga más que tú, tu puedes ser tu propio dios, tu propio creador y ser quien elija su fin en el mundo.

Pero bien ahora que hicimos dos grandes ejercicios para soltar un poco el ego y las emociones contenidas es hora de pasar al siguiente nivel y construir encima del vacío que dejamos. Es hora de pasar a la confianza.

CONFIANZA

Acabamos de pasar por un proceso de limpieza, piensa que para construir un edificio de 20 pisos primero hay que cavar 40 para poder poner los cimientos, lo que acabamos de hacer es el hoyo y los cimientos son lo que tocamos en los capítulos anteriores; tus creencias, valores, estándares, virtudes, percepción, etc, etc, etc… Ahora toca que construyamos los primeros pisos.

Piensa que hay muchos niveles en los que puedes vivir, tanto internos como externos. Internos, para poner la cosa sencilla, tienes los niveles de consciencia, de ti mismo, del mundo, de lo que experimentas, mientras que externamente es más el nivel socioeconómico en el que naces (recuerda bien esto porque volveremos a tocarlo en el episodio de dominio social).

Ahora digamos que este edificio que estas construyendo te representa a ti y puede tener hasta 10 pisos y un roof garden. La mayoría de gente va a nacer en uno de estos niveles y a lo largo de su vida va a permanecer en el nivel que nació y conocer los de abajo, en algunos casos quizá suba uno o quizás, raramente, suba dos y muy muy pocos, un 1% realmente va a tener la posibilidad de llegar al último piso y construir su roof garden para ver desde el techo a los edificios que lo rodean para convertirse en el que desee o volar a otro.

Esto se ve en externamente como el nivel social que puedes alcanzar e internamente como el dominio interno que puedes tener. Ahora nos vamos a centrar en la parte interna.

Lo primero es ser consciente de esto y mezclarlo con lo que hablábamos antes, para desarrollar un estado nato de confianza como tu estado default o natural tienes que tener un control de tus emociones y para esto primero tienes que conocer y luego aprender a guiarlas a través de la razón.

Piensa en un medidor que tiene de un lado el “0”, del otro el “100” y en medio el “50”. Ahora la gente que vive entre el 0 y el 50 es la gente que siente las emociones y se deja llevar por ellas sin usar la razón, son las personas que son hipersensible a cualquier cosa que pasa, todo las hiere o se enamoran inmediatamente al conocer una persona o inclusive son los que se dejan llevar por sus emociones para tomar decisiones y constantemente toman las peores, tienen adicción al juego, la bebida, etc, etc, etc…

A partir del 51% empieza el uso de la razón y esto se da cuándo te haces consciente de ti mismo, te vas conociendo y dominando. A partir de ese 51% es más difícil subir el porcentaje del medidor pero también es más gratificante llegar más lejos. En este episodio nos vamos a centrar en como elevarlo a 65% dónde que es dónde ya tienes dominio sobre ti mismo y puedes empezar a tener dominio sobre lo que te rodea.

Cuando llegas a ese 51% (alrededor de dónde estás en este momento) te vuelves consciente de quien eres a un nivel más profundo y te das cuenta de que normalmente y hasta ahora has vivido reaccionando a causas externas y al mismo tiempo te das cuenta de que momento a momento tu puedes meditar y crear tu realidad. Puedes pensar y mover tu cuerpo solo con el pensamiento, puedes imaginar algo que te entristezca y entristecerte, puedes pensar en algo que te de felicidad, que te excite o lo que sea y sentirlo, puedes guiar tu mente, inténtalo, observa cómo tienes poder sobre tu cuerpo y mente.

Ahora vámonos a centrar en la confianza. Piensa que la confianza es un estado que se obtiene y refuerza haciendo confianza, eso es, no lo veas como un sustantivo o como algo que tienes o no, si no como algo que haces. Es cómo una bola de nieve que si la sueltas por una colina al principio se va a detener con cualquier pequeña roca que la toque pero si se mueve suficiente por suficiente tiempo empieza a ganar masa y momentum y va creciendo hasta el momento en que es imparable y puede arrastrar cualquier cosa que se le interponga.

Ahora estoy seguro que preguntaras –Jero ¿Cómo hago confianza? Y eso es justo a lo que voy.


Cómo se fabrica la confianza

En sí, cómo platicábamos al principio, la confianza se adquiere después de repetir, repetir y repetir hasta que tienes certeza de que puedes hacer algo. Si entras a clases de cocina posiblemente la primera vez que hagas un Omelette se te va a quemar, la segunda vas a hacer las cosas muy rápido para que salgan bien y después de 50 Omelettes vas a poder hacerlos con confianza de que saber exacto que hacer y cuando hacer, y vas a poder hacerlo tranquilamente.

Ahora adquirir momentum es una forma de adquirir confianza en una situación determinada (no la única, en un momento veremos otras). Personalmente cuándo empecé a aprender sobre el Juego del ligue y lo que lo rodea fue exactamente así, me di cuenta que cuando salía a un club en la noche las primeras 5 chicas a las que me acercaba normalmente me rechazaban y esto era porque me sentía inseguro, no sabía qué hacer, etc. Normalmente a partir de la 6 hasta alrededor 10 podía entablar una conversación y quedarme platicando unos 10-15 minutos y disfrutar de la interacción con la otra persona, a partir de la décima podía no solo platicar si no llevar la interacción un poco más lejos, hasta un beso o dos y a partir de ahí me empezaba a sentir tan bien con lo que estaba haciendo que naturalmente y sin miedo empezaba a platicar con chicas solas, acompañadas y grupos enteros. Después de hacer esto por mucho tiempo (por algunos años mi sueño fue ser maestro de ligue jajajaja) ser social y atraer a la gente que me rodea se volvió natural y dejó de ser el juego para convertirse en parte de mí y lo mismo me pasó al hacer surf, la primera vez que monte una ola de 50 cm. me estaba cagando de miedo y la última ola de 4 metros que cogí, la tomé como una malteada en el desayuno.


Ahora evidentemente es cierto que HACER algo con constancia y disciplina te vuelve bueno en eso y crea confianza pero creo que si estás aquí es porque te interesa SER una persona con confianza en general sin pasar por años de práctica y eso es lo que vas a aprender ahora, cómo simple y sencillamente vivir con confianza y empezar a irradiar ese carisma.

Si hasta ahora no has sido la persona más carismática del mundo es porque, como ya lo mencionamos 2357 veces, no te programaron así pero no te preocupes porque llegó la hora de cambiar eso.

El marco de acero del jefe de la tribu

Esta técnica de adquisición de confianza se la agradezco a Luis tejedor, también conocido como Egoland, uno de los mentores que he tenido y a quién tuve el placer de entrevistar para youtube.

Pero antes de compartírtela vamos a repasar la técnica de visualización para combinarlas. Cómo decíamos antes si piensas en una uña rasgando una pizarra como si piensas en tu mano tocando la arena de la playa, en un regaderazo de agua fría o el sabor de tu comida favorita, rápidamente tu mente va a enviarte la sensación que sentirías si realmente estuvieras viviendo lo que estas imaginando, ya sea bueno o malo. Esto es porque tu mente no reconoce la diferencia entre la realidad y la imaginación.

Una forma de adquirir confianza es visualizarte como una persona que ya la tiene, como ese súper hombre del que hablábamos en el episodio anterior, un gigante de diamanten, James Bond o ese rockstar caminando por la calle.

Contándote esto recuerdo caminar por la playa de puerto escondido repitiéndome “Soy el puto amo”, “Soy un rockstar” entre otras frases, decenas de veces y visualizarme como si ya lo fuera, lo que me llevó a que llegara el momento en el que empecé a preguntarme en todo momento -¿El puto amo actuaría (pensaría, se pararía, etc.) así?- hasta que realmente me convertí en el puto amo. Aquí aplica la frase Se cómo si lo fueras hasta que lo seas.

Ahora te comparto los rasgos del marco de acerco o jefe de la tribu, te aconsejo releerlos varias veces y crear una frase que te los proyecte o tomar la mía “Soy el puto amo” o "Soy el jefe de la tribu y mi tribu es el mundo entero" y los rasgos son:


  • Primero que nada el mantra “yo puedo por el echo de ser yo”.

  • Una mirada de fuego, directa, de rayos laser que examina y analiza el territorio que lo rodea, no lo desaprueba, no lo necesita pero busca lo que quiere y no teme verlo.

  • Movimientos determinados, lentos y fluidos.

  • Una voz profunda e hipnotizante (si, si, vamos a tener un capítulo completo de manejo de la voz), sin prisa y con pausas, cuando hablas lo haces con la seguridad de que todos están escuchando, en un tono alto que todos escuchan y que tiene tal potencia que penetra profundamente en la gente que te rodea.

  • Te mueves como el líder de la tribu, como una persona segura de sí misma que domina muchas destrezas distintas pero no tiene la necesidad de exhibirlas ni recibir aprobación o valoración.

  • Cuándo conversas escuchas atentamente analizando lo que escuchas y lo que ves (lenguaje no verbal) y no temes comentar lo opinas al respecto, eres un viajero que ama la aventura y le pone atención a lo que realmente lo emociona.

  • Le pones atención a lo que te interesa y cuando alguien no está a la altura de tus estándares, puedes voltearte o descalificar siempre teniendo modales.

  • Cuándo alguien se gana tu interés se lo demuestras y le dices porque se lo ha ganado.

  • Ante un examen social permaneces calmado y es más entras mas en ti mismo, no dejas de ser tú para obtener validación. Puedes reírte de ti mismo y de lo que te pasa, sabes que todo es un gran chiste y no vale tomarse nada demasiado enserio, de la misma manera no hay nada que pueda sacarte de tu centro, eres inamovible.

  • Tienes una precisión brutal para comunicar lo que piensas, lo que quieres o no quieres y lo haces con elegancia.

  • Te la sabes todas y dominas tu propia vida, puedes improvisar y divertirte con todo lo que te rodea, la vida es tu fiesta.

  • Eres ese PIMP, ese jefe, ese ganador, ese rockstar que rockea con cada paso que da, con cada mirada que suelta, con cada palabra que dice.

  • Sabes que tienes lo necesario para manejar lo que sea que pase.


Piensa como se para alguien que se siente así, que ve así el mundo, medita cómo ve el mundo alguien con confianza, como se comporta, como se mueve, como camina, como habla ¿titubea? ¿su habla esta llena de Ehm, Oh? ¿Piensa en qué tiene que hacer para ser aceptado? ¡Por supuesto que no, actúa con certeza de que esta haciendo lo que tiene que hacer. Cierra los ojos y visualiza en tercera y después en primera persona cómo te verías actuando con confianza en un día entero y finalmente actúa con:

Convicción

Simplemente pregúntate ¿Qué haría si fuera el hombre con más confianza y seguridad del mundo? ¿Cómo actuaría sabiendo que ya soy el puto amo? Y actúa de acuerdo a la respuesta

-Diario del Jero Krohnengold, Enero 2016

La convicción es simplemente una forma de actuar en la que todo lo que haces lo haces con seguridad y certeza de que es lo correcto, como si fueras dios, como si fueras el Cesar, el líder, el rey, como si lo supieras todo, todo el tiempo. Actúa como si supieras lo que estás haciendo aunque no tengas la más puta idea y la gente va a creer que lo sabes (obviamente es mejor que sí sepas si hablamos de subirte a pilotear un helicóptero).

Empieza ahora, un ejercicio sencillo es ponerte frente al espejo y hablar de algo de lo que no tienes idea por 4 minutos como si estuvieras seguro de lo que estás diciendo, grabarte y ver si te convences. Grabarte con tu celular y verte va a ayudar a que tú seas tu propio crítico (no seas demasiado duro contigo mismo pero se real), hazlo hasta que digas -¡Hay Guey! Me gusta cómo me veo y escucho- no importa tu físico, importa lo que tu comportamiento proyecta, importa tu carácter. Esto es real, mi amigo Spook es una persona desalineada, gorda, narizona que aunque sabe vestirse puede llegar mal vestido, inclusive en pijama a un lugar lleno de desconocidos y puede arrastrarlos a su mundo dónde todo está bien, todo es divertido y él es el puto amo solo con su personalidad y porque así lo cree.

Una vez más, cuando empieces esto se va a sentir raro pero cuánto más hagas confianza, más confianza vas a tener, es cuestión de generar momentum, pararte en las mañanas, verte al espejo y decir –Hoy me pase de la raya, me pare siendo demasiado guapo- actúa como si ya tuvieras confianza y eso (combinado con lo que aprendiste en los capítulos anteriores) va llevarte a ser el puto amo, a caminar destellando un aura de confianza más grande que la de Goku en Super Sayayin Dios.

La primera vez que sentí el poder de la convicción estaba tomando un curso de desarrollo personal con unas 20 personas, era tarde y por el tema que estábamos tocando me surgió una idea:

-¡vengan todos y siéntense en círculo!- dije interrumpiendo a quien estaba hablando. -Quiero mostrarles algo, vengan, siéntense y tómense de las manos-

Para resumirte el cuento estaban hablando justamente sobre vibraciones y frecuencias y sobre como de la misma manera que una persona con frecuencia baja puede bajar la frecuencia de quienes la rodean, una persona con frecuencias altas puede elevar a la gente a su alrededor.

Les dije que se tomaran de las manos y empezaran a sentir mi movimiento y todos empezaron poco a poco a moverse de lado a lado siguiendome, lo que siguió fue que yo iba a entonar una nota y quería que todos entonaran la misma, si en algún momento alguien se quedaba sin aire podía parar para respirar y unirse, poco a poco íbamos a ir subiendo la intensidad, el tono y la nota hasta estar a punto de estallar.

El resultado fue sorprendente, primero porque todos se sincronizaron en el movimiento y porque la nota resonaba con tanta fuerza como si fuéramos 20,000 monjes entonando a la vez y también porque nunca lo había hecho.

Al terminar el ejercicio se me acercó una chica y me preguntó -¿Dónde aprendiste eso? ¿Cuántas veces lo has hecho? Es increíble seguro lo has hecho cientos de veces en tus cursos-

Yo le respondí que no, que de echo un par de días antes había visto la película “Avatar”, la de los aliens azules y me vino a la mente la escena en la que todos se toman de las manos y se zarandean alrededor de su árbol mágico (Eiwa) y después me reí a lo que ella exclamo –wow, ese es el poder de hacer algo con confianza aunque no tengas idea de lo que estas haciendo.


Y es cierto, esa es una ocasión pero la misma teoría la he puesto en práctica en cursos y en la vida diaria, en mis días de jugador diciéndole a alguna chica que viniera conmigo a X o Y lado porque ahí estaba pasando algo increíble o simplemente diciendo –ven, tienes que venir conmigo para acá- sin dudar. La gente busca en que creer y si tú crees en ti mismo van a creer también, mira cuánta gente sigue ciegamente a líderes sectarios o comerciales televisivos porque hablan con convicción.


Pero bueno, terminando con este tema resumo que primero para adquirir confianza has de soltar todas las emociones que te impiden alcanzarla para después por un lado construir a través de la experiencia y por otro lado actuar como si ya la tuvieras. Si ya comprendiste eso podemos pasar al siguiente tema, uno de mis favoritos. Estamos por sumergirnos en el dominio emocional para aprender a dominarte a ti mismo y tus emociones, evocar la emoción que quieras cuándo quieras y finalmente llevar a quienes te rodean a la emoción que quieras.

Pasemos juntos al siguiente nivel, ven conmigo.

Jero Out!

PS: Recuerda que para acelerar tu proceso puedes ir al canal de youtube Jero Kro y ver los vídeos en los que hablo de estos temas, al mismo tiempo entra a la página de Facebook de Maestría de Vida JK, dónde vas a poder conocer a la comunidad global que esta en el siguiente nivel.

También recuerda que si quieres llevar esto a su máximo potencial puedes pedir una sesión de coaching gratuita a través de la página y empezar en tu propio proceso personal de transformación conmigo, solo mándame un mensaje contándome tu situación y que es lo que deseas para que juntos pasemos al siguiente nivel.

Nos vemos del otro lado.


#Guíadecarisma #Desarrollopersonal #confianza

Contacto

WA: 777-189-99-96

superamind@gmail.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2018 por Jero Krohnengold.