google.com, pub-2814986738885653, DIRECT, f08c47fec0942fa0
  • Jero Krohnengold

Dejar ir: Secretos para alcanzar el alto rendimiento organizacional y personal dejando ir (guía prác


En esta entrada te voy a compartir uno de los secretos más grandes para en cuestión de minutos llevar a tu equipo (y tu poder alcanzar) una potencia y energía que parecerá increíble. Más allá de la mayor parte de basura y "técnicas New Age" que dejan todo al universo, voy a compartirte parte del estudio del Dr. David Hawkins y la parte práctica para empezar a usar esta técnica para elevarte a tí y a tu equipo de trabajo a niveles inimaginables. Quiero que sepas que durante mi tiempo como coordinador nacional de TEDxMexicoCity, me tocó ver como gran parte de las personas que proponen técnicas así solo están proponiendo técnicas de pensamiento mágico (o cómo dice Odin Dupeyron PMP) que no son más que pseudociencias baratas que cautivan multitudes pero en este caso el doctor y psiquiatra David Hawkin realmente dio al grano con sus estudios.

Primero te voy a compartir una parte más teórica, el funcionamiento de las emociones y despúes vamos a pasar a la práctica.

El Dr. Hawkins habla en primera instancia sobre el desarrollo de la consciencia y cómo el entender cómo funciona la escala emocional y de consciencia del ser humano podemos ir escalándola para elevar nuestro estado.

Ahora, al rededor del 80% de la población mundial vive sumergido entre la apatía, la ansiedad, el miedo y el enojo, las emociones más bajas que hay. Esto se debe a que desde que venimos al mundo nos empiezan a programar para avergonzarnos y sentir dolor al comportarnos de cierta forma, el consumismo, la escuela, nuestros padres nos dicen que para sentirnos completos primero necesitamos conseguir cosas, el problema es que cuando las conseguimos nos dicen que necesitamos más y más para estar completos por lo que nunca lo estamos.

Al mismo tiempo (a menos que se den las circunstancias o la educación adecuada) empezamos a reprimir y suprimir muchos eventos traumáticos y tristes de nuestra vida y cada cosa que reprimimos/suprimimos va creando una pared emocional de resistencia que nos evita sentir emociones más altas.

Dos tipos de emociones

Hay dos clases de emociones, las positivas y negativas. Las negativas son aquellas que nos quitan energía y dan muy poca, mientras que las positivas son aquellas que nos dan más (mucha más) energía de la que quitan.

posiblemente te preguntes cosas como ¿Cómo puedo sentirme bien todo el tiempo? o -ya sé pero ¿Cómo puedo sentirme bien si no tengo X o Y cosas? lo gracioso de las emociones es que se generan internamente no por factores externos, tu ya tienes el potencial de sentir confianza, motivación, amor, motivación, entusiasmo, paz o plenitud, el problema es que estas emociones no pueden alcanzarse hasta que se liberan todas las emociones que se van acumulando a través de los años por la supresión y repreción ya qué esta carga emocional crea cierta resistencia que no se puede romper hasta tocar, liberar y soltar las emociones negativas que se han ido reprimiendo.

¿Cómo afecta esto a mi equipo de trabajo? y ¿Cómo me puede llevar al alto desempeño organizacional en mis equipos de trabajo?

Si, como el 80% de las personas, tu equipo de trabajo se vive en un estado emocional negativo, va a necesitar cantidades estratosféricas de café, tabaco y otros energizantes para poder hacer a un lado la apatía y el enojo o dolor y trabajar de manera casi eficiente.

Cuando aprendemos a dejar ir estamos soltando años o decadas de emociones negativas acumuladas y podemos accesar a las emociones positivas, ahora esto es fácil pero no sencillo ya que primero hay que sentir las emociones negativas, es entonces cuando se viven, se siente el dolor de estas y se sueltan para poder liberar a nuestro cuerpo de lo que a reprimido y accesar a su potencial real.

Escala emocional

Ahora la apatía es la emoción más típica porque es literalmente la ausencia de emoción, con tal de no sentir el dolor de las emociones reprimidas nos quedamos en un estado en el que preferimos no sentir (al final te voy a compartir el ejercicio para soltar y dejar ir).

Piensa que de pequeñ@ te regañaron y dijeron que tener ciertos comportamientos (reir, tener un exceso de energía, correr, gritar, enojarte) estaba mal, fueron reforzando esto tus padres, maestros, compañeros de escuela, jefes, etc. hasta que dejaste de sentir (literalmente) emociones positivas porque molestaban a la gente y te alejaban del éxito, amor o aceptación.

Y esto posiblemente te llevó a vivir en un estado de apatía (o llevó a los miembros de tu equipo de trabajo a la apatía organizacional).

Lo que hay que hacer es conocer la escala emocional o los niveles de consciencia para poder identificar donde te encuentras (o se encuentra tu equipo) y después ir escalando.

Niveles

Ahora te voy a explicar los niveles y lo que pasa en cada uno.

En el fondo tenemos la vergüenza y culpa que se asocian a la depresión y por encima tenemos la apatía, la ausencia de emoción, arriba de la apatía va a haber una capa muy grande de resistencia ya que están el dolor, el miedo y la pena y la mente tiene una tendencia más fuerte de huir del dolor en vez de acercarse al placer.

Cuándo vivimos en apatía lo más normal es hacernos preguntas cómo ¿Para que sigo? ¿Cuál es el caso? ¿De que sirve que continúe? Se siente como si nada importara pero en el momento que nos hacemos preguntas cómo ¿A qué le tengo miedo? ¿Qué no quiero afrontar? (y las repetimos un rato para realmente meditar o indagar) vamos a darnos cuenta que hay muchos miedos y dolores que no queremos contactar (en el ejercicio del final vamos a hablar de como hacer todo esto) una vez que logramos soltar la apatía entramos al miedo y una vez soltando el miedo pasa lago gracioso. El miedo, la apatía, pena, vergüenza y culpa restan energía y no dan nada, más despúes del miedo aparece aparece el enojo , que es una emoción que da un poco de energía (aunque también resta mucha) es cuando estamos enojados que contactamos el dolor y no lo sentimos justo (y ante la imposibilidad de hacer algo solemos volver a la apatía) pero si permanecemos en el y lo soltamos surgen el deseo y el orgullo las ideas de que valemos más de lo que otros creyeron y empezamos a querer conseguir cosas nuevas y diferentes (estos son los últimos dos niveles de emociones negativas).

Una vez que soltamos el orgullo que es el "Yo soy mejor" podemos alcanzar la confianza y con ella un nivel gigantesco de energía, la confianza es el primero nivel dónde generamos más energía emocional de la que gastamos. Aceptamos lo que nos ha pasado y viene una gran satisfacción con la frase "Pase lo que pase, puedo manejarlo" empezamos a sentir que podemos confrontar el reto que se nos ponga enfrente, podemos con todo.

A partir de la confianza las emociones empiezan a mejorar, entramos en la aceptación de las cosas como son, estas siguen siendo pero podemos aceptarlas sin que nos afecten, en la confianza aún nos sentimos afectados pero en la aceptación ya no.

Después de la aceptación podemos entrar en un nivel más científico, el de la razón, en el que empezamos a ver el mundo desde un punto de vista más objetivo y científico, de ahí pasamos al amor incondicional (amor como estado emocional en vez de como reaccióna ante otra persona) cuando empezamos a vivir con el amor como un estado emocional por default podemos amar lo que es cómo es y subir a la alegría, paz y finalmente a la no dualidad o iluminación.

El proceso, poniéndolo en práctica

Antes de que te comparta el ejercicio es necesario que entiendas que dejar ir es un proceso constante, al principio te va a costar, después vas a poder sentir un gran bienestar acompañado de una energía renovadora que antes no estaba pero con el tiempo van a ir surgiendo cosas que provoquen emociones negativas, lo increíble es que cuánto más lo practiques más natural se te va a hacer y casi de forma automática vas a poder dejar ir las emociones en el momento que se suscitan.

Después, para soltar tienes que enfocarte en la sensación sentida, no en la racionalización de la emoción, esto quiere decir que pongas atención en el cómo se sienten las emociones y no lo que representan (en vez de sentirte enojado, siente la tensión muscular, la necesidad de gritar, el dolor en ciertas partes del cuerpo, la necesidad de llanto, etc.) y permite que tu cuerpo se exprese libremente, hay gente que tiembla, vibra, llora, eructa, grita, se retuerce, patalea, suda, primero vas a sentir sensaciones que estan ahí ocultas y tu subconsciente a reprimido durante años pero estas van a ser reemplazadas por un alivio tremendo y una energía que hacen que un poco de dolor valga la pena.

Ejercicio

Siéntate en un lugar cómodo donde nadie te vaya a molestar, apaga las notificaciones de tu celular y permítete relajarte (en caso de hacerlo en tu oficina, primero conscientiza a tu equipo de trabajo con lo que te acabo de compartir y diles que acepten que otros compañeros pasen por su propio proceso, hacerlo grupalmente puede ser extremadamente sanador y catártico).

1.- Empieza escuchando la voz de tu mente y deja que esta baje hasta la base de tu columna, dónde esta el meridiano energético que te conecta con tu cuerpo físico, esto va a ayudar a calmar esa voz y a que te centres y puedas conectar mejor con tu cuerpo.

2.- Haz 3 ciclos de respiración prácnica que consisten en respirar (hazlo desde la base de la columna o el pelvis) inhalando 6 segundos, reteniendo el aire 3 segundo, exhalando 6 segundos haciendo el sonido "Shhhh" y luego reteniendo otros 3 segundos antes de volver a tomar aire, respira una vez de manera normal y repite esto otras 2 veces.

3.- Empieza a poner atención a las sensaciones de tu cuerpo, la tensión, el dolor y deja que se manifiesten ya sea en gritos, pataleo, llanto o solo vibrando para soltar la tensión.

4.- Haz otros 3 ciclos de respiración pránica, solo que esta vez escucha la voz diciendo "Para qué sigo, estoy enojado, yo quiero conseguir, no es justo, no debió ser así, me hiceron X o Y", o lo que salga (suelta inclusive el deseo, no quiere decir que dejes de querer cosas en la vida, solo que sueltes la emoción inferior de necesidad para poder sentir la emoción de abundancia que te hará a la larga sentirte suficientemente bien como para realmente alcanzar las metas que deseas.

Ahora en estos 3 ciclos, respira y mientras inhalas visualiza como tu voz interna sube desde el pelvis hasta tu cabeza, reten 3 segundos y exhala haciendo "shhh" y soltando la voz interna y dejando que salga mientras tu cuerpo manifiesta las sensaciones que tiene. Repite 3 veces.

5.- Finalmente respira, ponte cómodo y haz 3 ciclos más de respiración pránica para tranquilizar a tu cuerpo y regresarlo a un estado de alerta. Repite 1 o 2 veces al día y vas a ir sintiendo un alivio tremendo a la vez que vas sintiendo más energía, voluntad y ganas.

Este ejercicio funciona con la misma base que ir al psicólogo, ayuda a contactar emociones reprimidas y más allá del trauma en sí o el suceso, ayuda a soltar la carga emocional, piensa que aunque por un lado un pensamiento negativo puede traer consigo una emoción negativa, una emoción tiene el poder de ponernos en un estado y funciona cómo un lente por el cual percibimos el mundo, una emoción trae consigo miles (literalmente miles) de pensamientos.

Practicalo y permitele a tu cuerpo soltar y dejar ir, las emociones que vas a empezar a sentir van a ser tan plenas y llenadoras que antes de que te des cuenta toda tu vida puede ya haber cambiado.

Esto es todo por hoy, si quieres ver este ejercicio (y hablas ingles) te recomiendo este video dónde Julien Blanc lo guía, (haz click aquí).

Nos vemos en el siguiente nivel... Jero Out!

Jero Krohnengold

Referencias:

Letting Go - David Hawkins

Dejar ir: el camino de la liberación - David Hawkins

Experiencia y trayectoria personal como coach, psicoterapeuta y ser humano vivo y consciente.



Contacto

WA: 777-189-99-96

superamind@gmail.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

Nombre *

Email *

Teléfono

Skype

Asunto

Mensaje

© 2018 por Jero Krohnengold.