google.com, pub-2814986738885653, DIRECT, f08c47fec0942fa0

10 secretos judíos para el crecimiento ilimitado de tu negocio u organización

10 secretos judíos para el crecimiento ilimitado de tu negocio u organización




Les comparto un viejo blog que escribi hace tiempo para COSCATL


Todos hemos escuchado acerca de lo buenos que son los Judíos para hacer negocios y aunque algunos pensarán que es algo genético, en esta entrada te voy a compartir algunos de los secretos judíos que hacen que sus empresas crezcan exponencialmente, ganen millones y permanezcan por siglos en el mercado.

Hace unas semanas platicaba con David, un gran amigo judío que se salió de su casa a las 18 años y empezó a trabajar solo. Empezó viviendo en un cuarto que podría haber sido el escenario de un “Crack house” en añguna película de mafiosos, sin embargo en menos de dos años (y habiendo renunciado a su empleo principal) creció tanto que pudo mudarse a Polanco, a un departamento de primera, con Jacuzzi, alberca, frente al Museo Soumaya, Viaja al menos una vez al mes y continúa expandiéndose.

Después de presenciar su progreso veloz (y sin tener carrera universitaria) le dije que platicara conmigo acerca de qué cree él que son los puntos principales que diferencían el pensamiento de los judíos sobre el del resto, riendo me contesto que es gracioso porque has visto que mucho de lo que ellos aprenden en el kínder, coaches  y guru’s cobran millones para enseñarlo al resto de la sociedad:


Pensar en sistemas: Esto es básico y fundamental, mientras la mayoría de las personas piensa individualmente, los judíos tienen la tendencia a pensar en sistemas entero y si lo pensamos todo son sistemas organizados desde un átomo al sistema solar a nuestro cuerpo a una organización que produce $100 millones de dlls anuales.  La mayoría de las  personas funcionan como un engranaje, cada quien es un engranaje que mueve otro engranaje a la vez, los judíos piensan en apalancamiento, mueven los engranajes, en vez de ver las cosas desde abajo e individualmente, ven los procesos completos que se dan y los recrean, mueven los engranajes y crean procesos para crear sistemas completos.  Si creas un sistema autónomo en el que tu tienes que mover un engranaje para hacer que este mueva muchos a su vez, vas a poder llegar mucho más lejos en mucho menos tiempo.

Estrategias por encima de tácticas: una táctica es algo que hacemos para alcanzar un determinado objetivo (vender, invertir, comprar, hacer publicidad, contratar gente, etc.) una estrategia es un conjunto de tácticas que se amplían al mismo tiempo para obtener un resultado en común. Como con los sistemas, ves todo desde arriba, dónde estás y a dónde quieres llegar y viendo los recursos que tienes a tu disposición los ordenas de tal manera que funcionen de forma conjunta para darte un resultado (o muchos).

Desarrollar recursos: Muchas veces sabemos que podemos hacer más pero nos hacen falta recursos, por suerte contamos con un recurso que en ingles se llama “Resourcefulness” y en español es ingenio, es darte cuenta que si piensas puedes ingeniar una forma de adquirir y desarrollar los recursos que te faltan para alcanzar tus objetivos y va de la mano con el siguiente.

Alianzas estratégicas: Tú tienes algo que alguien más quiere y esa persona algo que tú puedes querer y seguro hay otras personas que tienen más cosas que compartir, si partes de tener algo o nada, aquí entra en juego el pensamiento estratégico, ver cómo unir a personas externas para que ambos ganen y tu ganes también, siendo tú el centro de la colaboración o el engranaje más grande que mueve a todos los pequeños.

Que el dinero trabaje para llegar a ti: aunque este concepto fue desarrollado para el mercado por Robert Kiyosaki, los judíos lo hacen desde hace siglos, quiere decir que en vez de que tu trabajes dinero aprendas a mover gente, mover sistemas y hacer que la gente se esfuerce para que tu ganes dinero (naturalmente las otras personas también van a ganar). Cuando David vendía mármol y no encontraba clientes y aún no tenía dinero para contratar gente debajo de él, usó su ingenio, cada vez que se subía a un taxi o über les decía lo siguiente -¿Quieres ganar más dinero mientras trabajas en lo tuyo? Cada vez que veas una casa, oficina, plaza o cualquier tipo de construcción anota la dirección del lugar, yo voy a ir personalmente y ponerme en contacto con la persona que la está llevando a cabo y si se hace la venta te voy a dar una comisión-. Lo que logró fue en un periodo de 2 semanas tener a 20 personas trabajando para él y pagándoles sobre resultados. Ingenio.


Re-inversión constante: Piensa que eres un minero pobre, un día te pones a escarbar con las manos y encuentras una pepita de oro, tienes mucha hambre pero en vez de gastar en comida, te compras una pala y sigues cavando hasta que encuentras varias pepitas, estás arto de irte caminando diariamente a dónde escavas y quieres comprar una bicicleta pero en vez de esto comprar una excavadora. Continúas escavando y encuentras más y más pepitas y quieres comprarte una casa pero en vez de esto las inviertes en un equipo de excavadores y equipo, entonces siguen escavando hasta que encuentran una mina de oro, entonces puedes comprar la comida, el coche, la casa y mucho más.  La mayoría de gente apenas tiene un poco de dinero extra lo gasta, el pensamiento judío es invertir lo poco hasta conseguir lo mucho.

El conocimiento por encima del resultado: Cuenta la historia que el Rey Salomón, conocido en la cultura hebrea como el hombre más sabio que ha existido, un día en la noche fue contactado por dios que como recompensa por sus esfuerzos le ofreció un deseo –Pide lo que quieras, dinero, mujeres, poder y yo te lo concederé- pero el Rey Salomón no pidió nada de esto, sin embargo lo que pidió fue el conocimiento absoluto. Dios se lo concedió y al obtenerlo, obtuvo también todos los recursos para conseguir todo lo demás.  No te estoy diciendo que esperes a que Dios te de el conocimiento absoluto, te estoy invitando a que inviertas en tu educación, Warren Buffet (quién fue el hombre más rico del mundo hace unos años) dice que hay que leer 500 páginas diarias para llegar a dónde él está, Elon Musk leyó dos libros diarios de todos los temas posibles durante su adolescencia y hoy en día ha fundado 4 empresas multi—billonarias desde 0, Bill Gates, Obama, Richard Branson, aún estando dónde están leen al menos 1 libro a la semana. ¿No sabes qué hacer? Aprende… (en lo personal recomiendo los libros de Robert Greene). El americano promedio ve 6 horas diarias de televisión… no hay excusa para no leer o educarte por un mínimo de 20 minutos diarios.

Recortar gastos estratégicamente: Así de sencillo, ve en qué estas gastando que no sea fundamental y recórtalo…

Vender, vender y vender a escalas masivas: David puede venderte lo que sea, un coche, ropa, mármol, su persona o hasta la idea de que lo quieres llevar de un estado a otro a las 11 de la noche sin cobrarle gasolina (literalmente lo he visto hacer esto).  Si no sabes vender estas perdid@... ¿Te da pena? invierte tiempo en aprender a superarla. ¿No te gusta? Aprende a que te guste. ¿No lo quieres hacer? Hazlo o extínguete…  Los judíos, hablando de ventas 1.- vender: tienen una habilidad de comunicación increíble para hacerlo, la desarrollan practicando, vendiendo, leyendo. 2.- Vender a escalas masivas, a menos que vendan productos o servicios tan caros como para necesitar un par de clientes mensuales, normalmente en vez de vender un producto de $5,000.oo venden 2000 productos de $200.oo y crean apalancamiento para llegar a más lugares, piensa en grande, a escalas masivas, crea un sistema y una estrategia que la haga funcionar y vas a poder llegar a las nubes.


Comunidad: esto es el cierre mortal, los judíos normalmente solo se juntan con judíos y confían solo en judíos porque normalmente tienen un set de normal y conductas que respetan. Han creado una comunidad mundial fuerte y poderosa que normalmente (con excepciones claro…) se apoya siempre para salir adelante… Crea tu comunidad, encuentra gente, encuentra comunidades que ya existan y únete, la unión y la organización trae la fuerza… Es lo que hacía cuando era coordinador nacional de TEDxMexicoCity, creábamos comunidades de voluntarios con todas las habilidades necesarias, conseguíamos recursos y alianzas y de la nada hacíamos eventos que recaudaban millones de pesos en solo algunos meses.


Te invito a que leas, releas y medites lo que te comparto y lo pongas en práctica a la 1, 2, 3… YA… lee, nútrete y continúa creciendo.

Nos vemos en el siguiente nivel. (

Jero Out!

41 vistas
Contacto

WA: 777-189-99-96

superamind@gmail.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

Nombre *

Email *

Teléfono

Skype

Asunto

Mensaje

© 2018 por Jero Krohnengold.